Partituras acordeón diatónico

Cargar Mas

Los intervalos de segunda menor separados por un semitono (mi-fa y si-do) y los intervalos de segunda mayor separados por tonos completos (do-re, re-mi, fa-sol, sol-la, la-si) Así pues, los tonos tienen entre sí una relación conocida como de relatividad mayor/menor e indirectamente sus respectivas escalas asociadas gozan de esta misma relatividad Esto sería así: si se está en la escala de do mayor y se desciende un tono y medio, nos daría la nota la (do-si-la descendiendo)

La mejor oferta de partituras acordeón diatónico

Por ejemplo, la parte más característica de la escala de un modo mayor o menor son las cuatro primeras notas o primer tetracordo; si en el mayor es Tono-Tono-semitono, en el menor es Tono-semitono-Tono Ello coloca a la tercera nota un semitono más abajo en el modo menor respecto del mayor, y al acorde tríada de tónica la sonoridad característica conocida vulgarmente como acorde menor o acorde mayor, respectivamente En la escala menor las notas sexta y séptima se encuentran también un semitono por debajo de sus respectivas notas de la escala mayor Así pues, los intervalos que forman con la tónica las notas tercera, sexta y séptima son menores en un semitono que los correspondientes mayores, y así a estos intervalos reciben el nombre de tercera, sexta y séptima menores, a diferencia de los del modo mayor que se denominan como mayores Teóricamente es posible el empleo de escalas diatónicas con alteraciones dobles y en este caso se pueden producir 28 escalas más Los cuatro tipos de escala del modo mayor se forman mediante la serie de sonidos naturales de la ley físico-armónica, más las tres combinaciones que pueden realizarse tomando el sexto y séptimo grados del modo menor

Lo mejor de partituras acordeón diatónico

Los otros dos grados, el sexto y el séptimo, pueden pertenecer a los dos modos, aunque esto no quiere decir que se transformen en grados de modo diferente, sino que prestan con su modalidad propia los diversos tipos de alteraciones diatónicas a la escala No obstante, imposibilita acompañar correctamente, si se requiere, estas tonalidades con sus bajos los cuales viene limitados a los acordes correspondientes a sus tonalidades principales Eso es muy útil en el caso de un acordeonista que no posea mucho conocimiento en música (y no pueda transportar a otras tonalidades) Por ejemplo, su afinación no es doméstica como la de una guitarra, sino que requiere de alguien especializado, como el técnico de acordeones